El racismo en Europa existe ¿cómo podemos combatirlo?

Este artículo trata sobre el racismo en Europa, de darnos cuenta de que existe y cómo podemos combatirlo, ya que este es un problema frecuente en muchas sociedades. No obstante, todos y cada uno de nosotros jugamos un papel importante, ya sea rompiendo los prejuicios o contribuyendo a estas actitudes intolerantes.

La tendencia a excluir a los que no forman parte de nuestro grupo familiar y sobretodo social está enraizado en nuestros cerebros. En el 2001, la Unesco desarrolló estrategias sólidas para controlar el racismo en Europa, sin embargo, de momento se ha hecho muy poco al respecto.

El racismo en Europa ¿Realmente existe?

Para desarrollar el tema resolveremos la primera interrogante ¿Realmente existe? ¡Sí! En Europa se ha desatado una ola de racismo que aumenta con hechos, como ocurrió en Barcelona, donde una estadounidense fue golpeada por “manteros” que son comerciantes sin regulación que venden productos piratas, la mayor parte de ellos, son de raza negra.

También, en Inglaterra se han hecho un sinfín de grabaciones de personas que insultan a los migrantes que han llegado a ese país, con un incremento notable después de que del Brexit abandono la UE.  A estos países de racismo les sigue Italia y Alemania, estos altercados han detonado una serie de críticas contra sus gobiernos.

En pocas palabras, estas discriminaciones muestran la cara más triste del racismo en Europa, que piden la expulsión de los inmigrantes y cerrar las fronteras. Son muchos los casos que van en aumento, causado por el rechazo a otras culturas y especialmente dirigido a las personas negras y a los musulmanes, dando por hecho que todos ellos son potenciales terroristas.

Seamos sinceros nadie quiere abandonar a su país, familia, cultura y raíces, pero hay circunstancias tan sofocantes como la inseguridad, violencia, pobreza, guerra y hambre, que hacen que los ciudadanos abandonen todo y arriesguen su vida en busca de una situación mejor en otros países.

¿Cómo combatir el racismo en Europa?

Para desarrollar el tema de los problemas de racismo que tenemos en Europa debemos resolver la segunda interrogante ¿Cómo combatirlo? Habría que implementar dos avances para su solución: el primero es que estas soluciones contra el racismo, deben ser obra de los intelectuales.

La segunda es erradicar las opiniones racistas de la mente de los fanáticos radicales, y el método para lograr esto, sería que en la mayoría de los países Europeos, específicamente en la clase media o burguesía, se les convenza que la difusión de estas ideas racistas es algo impopular y vergonzoso.

Todas las sociedades tienen en su cabeza violencia racial y fanatismo radical, pero siempre y cuando la mayoría deslegitimar esta conducta y la considere marginal, la sociedad tiene una oportunidad.